5 grandes remontadas

1. Bayern Munich 1-2 Manchester United, 1999

Manchester Bayern

La final de la Liga de Campeones de la temporada 1998-99 entre el Manchester United y el Bayern Munich se jugaba en el Camp Nou de Barcelona. Ambos equipos se conocían, pues se habían enfrentado en la fase de grupos e igualaron en ambos partidos con un marcador de 2-2 en el Olímpico de Munich y de 1-1 en Old Trafford. A los cinco minutos de juego, una falta cerca del área sobre Jancker genera un tiro libre a favor del Bayern, que es convertido en gol por Mario Basler. En el segundo tiempo entrarían a la cancha los héroes del partido; Teddy Sheringham remplazó a Jesper Blomqvist en el minuto 67 y a los 81 entró Ole Gunnar Solskjær por Andy Cole. Con un Manchester United volcado al ataque y ya en el minuto 91, David Beckham ejecuta un tiro de esquina que no es bien rechazado por la defensa del Bayern, Giggs le pega incómodo de volea y Sheringam desvía la pelota para poner el empate. Dos minutos más tarde, con el Bayern aun recuperándose del impacto del gol, otro corner de Beckham encuentra la cabeza de Sheringam, que la peina para Solskjær, quien le da el título al United.

2. Manchester City 3-2 Queens Park Rangers, 2012

City QPR

La Premier League de la temporada 2011-12 tuvo un final de fotografía entre los equipos de Manchester y se definió por primera vez en su historia por diferencia de goles. En la última fecha el Manchester City recibía al Queens Park Rangers mientras el United visitaba al Sunderland. Líder y escolta tenían 86 puntos, pero el City contaba con mejor diferencia de gol, lo que le daba una ventaja de arranque. En el minuto 39 Pablo Zabaleta abre el marcador para los ‘citizens’, pero en el segundo tiempo Djibril Cisse y Jamie Mackie silencian el Etihad. Sobre el minuto 90 y con un 1-0 a favor de los ‘red devils’ en el otro partido, un centro de David Silva encuentra a Edin Dzeko, que con un cabezazo mete al Manchester City nuevamente en la carrera por el título. En el minuto 95, el ‘Kun’ Agüero recibe la pelota en tres cuartos de cancha, la toca con Balotelli que la aguanta y se la devuelve para que el argentino marque el gol que corona al City como campeón de Inglaterra después de 44 años.

3. Real Madrid 4-1 Atlético de Madrid, 2014

Real Madrid Atlético

El 24 de mayo del 2014 en Lisboa el Real Madrid enfrentó al Atlético en la final de la Liga de Campeones. Los blancos salían a la cancha en busca de la décima, que les había sido esquiva por muchos años, mientras que los dirigidos por el ‘Cholo’ Simeone querían darle a sus hinchas su primera orejona. A los 36 minutos, la defensa del Madrid tiene problemas en rechazar un tiro de esquina de Gabi y termina en cabeza de Juanfran, que la mete de nuevo al área para que Diego Godín la peine y abra el marcador aprovechando una mala salida de Casillas. En el 93’ llega el empate, también desde una esquina. Modric ejecuta y Sergio Ramos mete un cabezazo imparable para Thibaut Courtois. El gol de Ramos fuerza un alargue en el que el Atlético se queda sin energía y el Real Madrid aprovecha bien sus oportunidades. Gareth Bale anota de cabeza a los 110 minutos, Marcelo amplía la ventaja a 118’ y Cristiano Ronaldo cierra el marcado de penal en el minuto 120 para que Iker Casillas pueda levantar la décima.

4. AC Milan 3-3 Liverpool (2-3 en penales), 2005

Liverpool's Riise and Gerrard celebrate their first goal during Champions League finals

En el Olímpico de Estambul, el Milan de Maldini, Kaká y Shevchenko enfrentó al Liverpool de Rafa Benítez en una final europea donde los italianos eran los claros favoritos a ganar la Champions del 2004-05. Los rojinegros se impusieron en el marcador en el primer tiempo. Un gol de vestuario de Paolo Maldini, y dos goles de Hernán Crespo en los minutos 39 y 44 pusieron un 3-0 que parecía irreversible. Sin embargo, el Liverpool fue otro en el segundo tiempo y el histórico capitán de los ‘reds’, Steven Gerard, abrió el camino a la remontada. Tras un centro de Smicer, un potente cabezazo de Gerard puso el 3-1 a los 54′. El mismo Smicer pondría el 3-2 dos minutos después con un remate de fuera del área que venció a Dida, y Xabi Alonso pondría el empate a los 60’ de penal. El marcado no se movió más y el partido se definió por penales, donde el Liverpool ganó por 3-2. Por el Milan anotaron Tomasson y Kaká, mientras que fallaron Serginho, Pirlo y Shevchenko; y por el Liverpool convirtieron Hamann, Cissé y Smicer, y falló John Arne Riise.

5. Brasil 1-2 Uruguay, 1950

Maracanazo

La remontada más famosa de la historia es sin duda la de la final del Mundial de 1950 en Brasil. El campeonato tuvo un formato único, se formaron cuatro grupos y el primero de cada grupo se clasificaba a un cuadrangular final para definir al campeón. A la ronda final llegaron Brasil, España, Suecia y Uruguay, y en la última fecha se ubicaban Brasil en primer lugar con cuatro unidades, Uruguay segundo con 3, España tercero con 1 y Suecia último con 0, por lo que la a la selección local le bastaba con un empate ante Uruguay para levantar la copa. El 16 de julio de 1950, 250 mil aficionados acudieron al Estadio Maracaná para presenciar la final. Los brasileños eran favoritos y abrieron el marcador a los 47’ con un gol de Friaça. El empate llegaría a los 66’, un pase al centro del área de Ghiggia sería recibido por Juan Alberto Schiaffino, que lo mandó a las redes. El 1-1 favorecía a los locales, pero la afición brasileña quería un triunfo y los jugadores sintieron la presión en la cancha, por lo que salieron a buscar el segundo. En el minuto 79, Uruguay se aprovecharía de la ansiedad de los brasileños. El capitán Obdulio Varela lanzó un pase para Ghiggia, que hizo una pared con Julio Perez, engaño al arquero y marcó el gol que sellaría el Maracanazo.

 

Por Mario Traverso